lunes, 18 de febrero de 2008

Ironías del amor



En la esquina de Cabildo y Juramento un hombre besa a una mujer. Sostiene su cara, cierra los ojos y la besa. La besa sin parar. Beso mojado. Beso intenso. Beso con pasión.
En la hora pico miles de personas circulan por esas calles. Veo caras que van y vienen sin poder distinguir si son hombres o mujeres. Tan sólo camino.
Una pareja, tomada de la mano, cruza la avenida. Caminan juntos. Sus pasos van al compás. El la toma de la cintura y la besa. La besa con amor y la mira con ternura.

En la vereda de enfrente los locales de ropa interior todavía exhiben en sus vidrieras las calcomanías del día de los enamorados. “Amor”, “Love”, “L`Amour”, “Amore”. El maxikiosco de la otra esquina de Cabildo y Juramento, vende unos muñecos de peluche gigantes con un cartel más grande aún que me recuerda porque tiré todos los anteriores: “Te voy a amar por siempre”.

La línea 60 de colectivos decidió suspender su servicio por 48 horas. 45 fueron los minutos que esperé por la llegada de una de sus unidades parada frente al bar que se ubica debajo de la pérgola de flores. En esa mesa, hace exactamente 4 días, cenamos por el Día de San Valentín mirándonos a los ojos, sin decir una sola palabra de lo sucedido. Una guitarra y un clarinete acompañaron ese momento.

Ahora camino por Av. Cabildo porque tengo que tomarme otra línea de colectivo ya que la mía está de paro. Voy por la avenida que, en más de una ocasión, fue testigo de nuestros besos y abrazos, de las miradas cómplices, las sonrisas, los enojos y las reconciliaciones. La lluvia y el sol nos vieron transitar de la mano y separados.
Ahora camino por la misma avenida y pienso ¿Cuánto tiempo pasará para que alguien quiera besarme de esa misma manera? ¿Cuántas noches más tendré que soportar la soledad de mi cuarto? ¿Qué será de mí si él no decide regresar?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Es difícil, pero se puede. Lo bueno es que siempre aparece alguien mas. Lo malo es que estamos forzados a vivir con nosotros mismos hasta que eso pasa.

Ninna Salusso dijo...

Lo sé.
Gracias por el mensaje!

Maru dijo...

cuando la impotencia no te deja respirar
o cuando el rio se seca
cuando entierras alguien y sabes que nunca mas
cuando al fin la casa se hace vieja
pero hay algo hermoso en tus ojos y en luchar
y es hundirme bien si se gana
tu ilucion es todo lo que tiene amor
tu ilucion y estas cinco palabras:
yo se que te aliviara, yo se que te aliviará la pena

(Fito)

Ninna Salusso dijo...

Gracias nena!

No sabes lo bien que me hace sentir que, a pesar de conocernos hace poco y mediante un video, evidentemente les dejé un buen recuerdo de esa jornada en Moreno.
Me había olvidado de esa letra. Esas cinco palabras ya me alivian.

Fuerza vos también que como alguien me dijo una vez: somos luchadoras, somos guerreras de la luz.

saynoanto dijo...

Romi...soy tu espejo mirando del otro lado...forza!! Todavía no hay algo suficientemente poderoso que nos pueda tumbar y a esta altura, creo que ya no existe...

Ninna Salusso dijo...

Uff!! gracias nena!

La verdad es que si lo pienso bien tenés mucha razón. Despúes de todo lo que nos pasó, despúes de todo lo que aguantamos en esta vida ¿Qué más dá , no?.

Forza...y aguante el aguante!