martes, 9 de diciembre de 2008

Próximamente: Diario de un crucero


-Hola gordo ¿Cómo estás?
-Bien, laburando ¿vos?
-bien, bien. Oíme amore vas a creer que te estoy jodiendo, pero me acaba de pasar algo muy loco
-¿Qué te pasó?
-Me voy a un crucero
-¿Eh?¿un crucero?¿Cómo?¿Cuándo?
-Me voy. Alguien tenía que ir para hacer una nota e I creyó que si alguien se lo merecía era yo, así que me eligió a mi.
-¿Posta? ¡Uh, gordeeetaaaaaaa, te felicito! Me pone muy feliz. Te lo mereces.
-Supongo.
-Sí, mi amor ¡Qué bueno! La vas a pasar bárbaro
-Te voy a extrañar
-Yo también Yinya, pero la vas a pasar súper
-Sí, lo se. Además, ¿Cuándo voy a tener otra oportunidad de irme a un crucero por Brasil y gratis?
-Ni hablar ¿Y cuándo te vas?
-…El viernes
-¿?¿?¿
-Sí, el viernes 12.
-¡Ya!
-Sí, ya. Te amo…
-Yo también mi amor.
-Me tengo que ir.

-Llevate la bata coral....
-Obvioooooooooo. Bye
-Ciao.

3 comentarios:

El Mimoso de San Isidro dijo...

No te vas a llevar la bata coral al crucero! Quiero ser el primero en corretearte por los pasillos con aquel libertino cobertizo...
I freaking love youu!!
Que dios te bendiga mimosa...

Ninna Salusso dijo...

Te voy a extrañar sanisidrense!

Muyooo...muyoooo.

Ines dijo...

Yo realicé uno de los cruceros a Brasil y la pasé espectacular!
Es una muy buena experiencia de viaje!