lunes, 30 de julio de 2007

Sin saber que hacer

No puedo decirlo. No puedo hacerlo publico asique voy a dormirme con esta sensación.
Sé que fue la mejor elección. Sí. Lo sé. Más de una persona me lo dijo. Ellas me lo dijeron. Ella ,también, me lo dijo.
Basta de pensar: ¿Qué hubiera pasado si?.
¡Nada!. No hubiera pasado exactamente nada. O quizás si, pero hubiera sido peor.
Tendrías que haberte tomado ese tren y nunca volver. ¿Para qué?. Si tu vida esta lo suficientemente arruinada como para seguir escarbando.
¡Basta!.
Se acabó.
Pensá en otra cosa: Mm......el otro día vi una cartera que estaba....mmm....¡no!.
¡Pensá en otra cosa de verdad!: No sé si esta noche voy a poder dormirme. Me va a costar. ¡No!. Así no te ayudas...¿no te das cuenta?.
Pensá en otra cosa: Me estoy volviendo loca. ¡Ahh noo!.....sos un idiota...o sea...no,no, no...no te da.
Volvió a mi cabeza.
No voy a poder decírselo a nadie. Si se lo cuento a ella me va a gritar. Va a volver a repetirme que deje de pensar en :¿Qué hubiera pasado si?.
Si la llamo a X va a decirme que no cambio más. Tiene razón.
Yo.... ya no cambio mas.
¡Basta!.
¡Pensá en otra cosa!

6 comentarios:

Hani dijo...

Yo no sé amiguita...
Estoy en estos dias en que me confundo la realidad con la fantasía y al revés también.
Te conozco pero te leo y me quedo pensando.
Ah y otra cosa, una de las cosas más dificiles es "pensar en otra cosa", pensalo, por ahi se soluciona.
Teque!
Beso

Ninna Salusso dijo...

Uff!....vivo confundiendome la realidad con la fantasia.

Sí. Claro! me conoces. Lo sé!.
voy a tener en cuenta tu consejo.

*bastadepensarbastadepensarbastadepensarbastadepensabastadepensar*

Anónimo dijo...

Un cuento trucho y acortado, más trucho. Un rey quería hacer magia. Llama a todos los grandes magos para que comparecieran ante él. Pero ellos sólo pueden enseñarle trucos. Y él quería hacer magia. El rey deja su castillo, por ende, todas sus posesiones, y con una cajita y una varita encontrada en el camino, recorre el mundo. A donde fuera, levantado su varita, decía, "ahora de esta cajita va a salir una paloma", y la paloma nunca aparecía, claro, porque no tenía un truco. Un día llega a una comarca donde se celebraba un campeonato de magia. Había magos que desaparecían personas en el aire, prendían fuegos verdes y violetas, cortaban un león en veinte partes. Y la gente deliraba. El rey se presentó y dijo "ahora de esta caja va a salir una paloma". Y la paloma salió. Y la gente aplaudió, pero con aplausos tibios. Habían visto tantos prodigios. Sin embargo, ese día el único que había hecho magia fue el rey.
Mientras nos deslumbramos o esperamos el gran truco, perdemos la magia, dejamos ir esa sencilla y genuina magia que nos pasó desapercibida.

Anónimo dijo...

Dejamos pasar a alguien grande.

Ninna Salusso dijo...

Anónimo: posteaste para que?...decime.....ehhhhh....para dejarme esa frase final?....y el craneo ahora me va a 220!!!! y no justamente experimental(cuac..chiste Paulita Castro).

Quiero saber quien sos!...

Quién sos???.

ce moi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.