domingo, 25 de mayo de 2008

Locomotion


Anoche, mientras me maquillaba y terminaba de arreglarme noté que tengo dos arruguitas a los costados de mi boca. En un primer momento pensé en taparlas con base, pero despúes me dí cuenta de que es un signo de bienestar.
Resulta que, últimamente, me río mucho y ese es el motivo por el cuál aparecieron "mis dos amigas" que , por ahora, son pequeñas. Todavía soy jóven.
Es raro lo que me pasa, pero siento que estoy pasando por unas eternas vacaciones.

1 comentario:

jamiro dijo...

a la juventud no la hace los años, sino la risa.
estás cada día más joven.