domingo, 4 de mayo de 2008

Participante Nº 1569


Miércoles por la tarde. Cansada de tipear voy a la cocina de la redacción en busca de un vaso de agua. En la máquina de café un muchacho elige capuccino con chocolate y tres de azúcar.
Me sirvo agua. Lo miro. Me mira. Nos miramos y empiezo a reírme.
Ya sé que existen las casualidades, pero esta no es una más. Esta (creo) es una causalidad.
Él me mira. No dice nada, pero levanta los hombros y hace un gesto con su cara intentando adivinar de qué me río.


-¿Cómo te llamás?
-Lucio
-Carcajada mal
-…
-¿Vos fuiste al casting de OT?
-ehhh (chequea que en la cocina no haya nadie más que nosotros)
-Yo hice la fila con vos. Estábamos con otro chico más y los tres esperamos que el de barba nos llame ¡Vos cantaste Easy! ¿Te acordás?

-Boluda qué memoria que tenés. Sí, ahora me acuerdo de vos ¿Qué haces acá? ¿No me digas que trabajas en la revista de…?
-Sí, vine a buscar agua…jaja
-Qué loco. Yo estoy en edición ¡Qué casualidad!
-Sí ¿No?
-Creo que todavía tengo tu mail
-¿Te llamaron alguna vez?
-No ¿A vos?
-Tampoco

3 comentarios:

jaime dijo...

¿Porqué eligen jurados ciegos y sordos?

Saludito

Ninna Salusso dijo...

jajajaj...Jaime no eran sordos es que por los nervios cantamos mal. Ahora, ciegos eran seguro!jejeje.

jaime dijo...

Eran ciegos. A su retina no llegó nunca la luz que tras rozar tu piel se derramó por el escenario en ondulaciones cumbiamberas; por más empeño que pusiste en el avance rítmico tu tu cadera, su propia algarabía no les permitió ver la pintura que con tu voz fue convirtiendo esas pobres paredes en celestiales muros de Odeon; mientras dabas vuelta para electrizar el aire con tus rodillas rebozantes de energías danzarinas, chocaban sus míseros bastones en una trifulca que haría perder el paso a la mismísima Pavlova...

!Eran ciegos que no querían oir!

Jajajajaja dales otra oportunidad