sábado, 21 de noviembre de 2009

Marcado a fuego


Por la ruta, despistado;
fue oportuna tu señal.
Si en mis ojos hay diluvios,
en los tuyos veo destino.